LA SELVA DE IRATI Y LA FÁBRICA DE ARMAS DE ORBAIZETA.

Al visitar la Selva de Irati en Navarra y disfrutar de las rutas por sus bosques, se nos hace difícil pensar que en estos tranquilos valles de Navarra hubiese habido años atrás una gran actividad fabril y militar.

No solo las hayas y abetos sacados a través del río Irati para la construcción naval fue el provecho que se le sacó a los bosques y ríos de Irati, también durante siglos sus recursos fueron utilizados en carboneras y ferrerías.

46106974_316978455801320_2722106665401843712_n

Las entrañas de Fabrica. Foto que me sacó a traición Gabriella Rózsa

El primer dato de una ferrería en este remoto rincón del Pirineo de Navarra llamado Valle de Aezkoa, es de 1432 cuando la reina Blanca de Navarra da permiso para levantar una. Pero sería en 1781 cuando al ir agotándose los recursos de la Fabrica Real de Eugui, situada en otro valle de Navarra, los delegados del rey Carlos III de España supervisaron la ferrería de Orbaizeta, situada en un lugar idóneo por estar al pie de la Selva de Irati y contar con minas de hierro y abundantes caudales de agua.

El Valle de Aezkoa cedió los terrenos necesarios para instalar la fábrica a la Corona a cambio de las promesas que recibieron sobre los beneficios que la fábrica traería al valle.

Para 1790 la Fábrica de Armas de Orbaizeta ya estaba funcionando pero en vez de beneficios lo que atrajo fue militares de cuatro diferentes guerras que tuvo que sufrir en los 100 años que permaneció la fábrica en funcionamiento.. Su proximidad con la frontera francesa hizo que se convirtiese en objeto de continuos saqueos e incendios.

En 1794, en la guerra de Convención, la fábrica fue quemada junto a varios pueblos de la zona como Ochagavía o Aribe.

En 1808, las tropas invasoras de Napoleón utilizaron la ruta de la fábrica como camino de entrada hacia Pamplona y antes de retirarse en 1813 la saquearon e incendiaron.

No le duró mucho la tranquilidad a la fábrica y a los vecinos del valle, en la guerra Realista (1820-1839) y en la primera Carlista (1833-1839) también hubo ocupación, saqueo, requerimiento de animales, comida para las tropas, quema de casas…..

En 1884 se cerró definitivamente y actualmente las ruinas del edificio descansan en paz pasando a formar parte de un melancólico y bello paisaje donde por la noche se dice que el Basajaun, las Lamias y espíritus campan a sus anchas entre sus piedras. Y la verdad es que en los edificios aledaños pude ver la mayor concentración de “Eguzkilores” ( flor que se pone en las puertas y ventanas para espantar a los malos espíritus) que jamás he visto….Protección ante todo!

Anuncios

LA SELVA DE IRATI, EL REY DE LOS BOSQUES DE NAVARRA, PERO NO EL ÚNICO.

La excursión a la Selva de Irati está siendo la más demandada en este mes, en Ochagavía se tuvo que cortar varios días el acceso porque el entorno de la Selva de Irati no tenía capacidad para acoger mas turismos.

Durante este pasado puente, otros destinos estrella de Navarra como Zugarramurdi, el valle del Baztán, el nacedero del Urederra u Olite no han sido ajenos a la gran afluencia de turistas.

Selva-Irati-otoño-Navarra-excursiones-guiadas

Selva de Irati en otoño

Pero el otoño, hace que la Selva de Irati sea el destino mas deseado, el colorido de las hayas en estos días del segundo hayedo-abetal mas grande de Europa es un espectáculo que nadie quiere perderse.

Sin embargo, en Navarra tenemos la suerte de poder disfrutar de los hayedos en otros lugares además de en la Selva de Irati. Al visitar el valle del Baztán o del Roncal , hacer una excursión por el nacedero del Urederra, hacer una ruta por las sierras de Urbasa o de Aralar o incluso al sur de Pamplona, en la sierra de Alaitz podemos disfrutar del colorido de los hayedos. No en vano, el haya es el árbol mas abundante en Navarra con casi 145.000 hectáreas, lo que equivale a un tercio de las hayas que hay en la península.

Así que ya sabe….

Ya no es tiempo de playa

y en Navarra vaya donde vaya

siempre puede disfrutar de un buen haya.

EL OTOÑO ESTÁ AL CAER,VISITAR NAVARRA ES LO MEJOR QUE PUEDES HACER.

Los bosques de la Selva de Irati, del Valle del Baztán, del nacedero del Urederra y de Navarra entera, se preparan para lucir sus mejores colores. Incluso Pamplona anuncia la llegada del otoño con la celebración de sus San Fermines chiquitos.

selva-irati-navarra-excursiones-guiadas

La Selva de Irati

Visitar el desierto de las Bardenas es también una buena opción en estas fechas en las que después del largo verano, resplandece su atractiva aridez pero sin agobiarnos con el calor del verano.

Bardenas reales de Navarra olite excursion navarra irati baztan

Las Bardenas Reales

Pero sin duda las excursiones para visitar los hayedos de Irati, del Valle del Baztán o de Urederra, son las más solicitados por los que van a viajar a Navarra.

excursiones-guiadas-navarra-baztan-elizondo

El Valle del Baztán

En “Navarra excursiones” ya estamos impacientes por observar como van llegando los colores del otoño a Navarra y desde ya, comenzaremos las excursiones que nos permitan contemplar las diferentes tonalidades que van adquiriendo las hojas de los avellanos, castaños, nogales, fresnos, olmos y sobre todo los hayas, donde en Navarra están un tercio de todos los que hay en la península.

nacedero-urederra-excursiones-navarra-viajes-organizados

Urederra

LA EXCURSIÓN POR LA SELVA DE IRATI Y LA FOZ DE LUMBIER TAMBIÉN TIENE SU HISTORIA.

En nuestras excursiones por Navarra , la excursión por la Selva de Irati, la Foz de Lumbier y Ochagavía y la excursión por el Nacedero del Urederra, son escogidas por los turistas que buscan sobre todo la belleza de la naturaleza de Navarra.

Sin embargo al visitar la Foz de Lumbier, también podemos viajar en el tiempo y en la historia para recordar los tiempos en que los leñadores bajaban los troncos por el río Irati en balsas llamadas almadías, desde los bosques de la Selva de Irati hasta Zaragoza o más allá, para una vez vendida la madera volver caminando hasta Irati.

En la Foz de Lumbier, además de avistar buitres, también podemos contemplar los restos de su historia al caminar por donde en 1911 circulaba el primer tren eléctrico de la península, que se proyectó para trasladar la madera bajada de la Selva de Irati desde Sangüesa hasta Pamplona. Atravesar sus túneles excavados a pico, es toda una experiencia.

Desde el siglo XVI, el río Irati tenía un puente para pasarlo, ahora solo quedan los restos tras ser destruido en la guerra de la independencia en 1812.

La Selva de Irati también tiene su historia y sus historias, y es que a pesar de ser uno de los bosques mas extensos, de mayor riqueza medioambiental y mejor conservados de Europa, también sufrió una intensa explotación forestal. La madera de Irati se utilizó en la construcción del Palacio de Olite, la catedral de Tudela o los mástiles de la Armada Invencible.

IMG_0761[1]

El grupo de una de nuestras excursiones por la Selva de Irati

Los franceses de la Convención, las tropas de Napoleón, los liberales del general Torrijos o los realistas de Fernando VII, pasaron por aquí  para adueñarse de su preciada madera. Debido a la cercanía con Francia también fue lugar de paso de contrabandistas, partisanos de la Segunda Guerra Mundial o maquis.

Y es que en estos tiempos, es hacen excursiones, se viaja y se visitan estos lugares de Navarra de una gran belleza natural. Nosotros vamos y lo disfrutamos para luego volver a la comodidad de nuestro hogares. Pero no hace tantos años que los leñadores, pastores, soldados etc pasaban largas temporadas en estos parajes, bellos para visitar pero duros para vivir.