VIAJAR AL VALLE DEL BAZTÁN DESDE CASA. “LA CARA NORTE DEL CORAZÓN”

No hay excursiones a la Selva de Irati, ni a las Bardenas, ni al castillo de Olite, ni a ningún otro punto de Navarra por culpa del corona virus, pero sí que podemos viajar al Valle del Baztán y a Elizondo con la mente, de la mano del último libro de Dolores Redondo, “La cara norte del corazón“.

Elizondo baztan olite excursion navarra bardenas irati

Elizondo en el Valle del Baztán

Tras el gran éxito de la “trilogía del Baztán“, más de 600.000 ejemplares vendidos y traducida a 32 idiomas, la escritora donostiarra afincada en Navarra, a través de su nuevo libro sacado a la venta en octubre del 2019, nos lleva a los inicios de la carrera policial de Amaia Salazar, desvelándonos el por qué abandona Baztán cuando solo era una niña. En “La cara norte del corazón”, Elizondo y el Valle del Baztán comparten protagonismo con Nueva Orleans y el huracán Katrina que arrasó la ciudad en el año 2005.

Yo estaba esperando a ver primero la película, “Ofrenda a la tormenta”, basada en el tercer libro de la Trilogía del Baztán, que recién había sido estrenada, pero ante la probabilidad de que pasará un largo tiempo hasta que se pueda ir al cine, me he decidido a comenzar a leerlo.

Tiempos imposibles para viajar en persona, pero que nos ofrece la oportunidad de llegar a cualquier destino a través de la literatura.

EL VALLE DEL BAZTÁN VUELVE A LAS PANTALLAS DE CINE. “OFRENDA A LA TORMENTA”

En la excursión al Valle del Baztán y cueva de Zugarramurdi, también hacemos un viaje a los escenarios de la Trilogía del Baztán de la escritora Dolores Redondo. Elizondo, Arizkun, Ainhoa, Arraioz…son algunos de los lugares que visitamos y que son protagonistas en las tramas de los exitosos libros.

DSC00424

Elizondo, el epicentro de la Trilogía del Baztán

Pamplona, Elizondo, el río Baztán, y otros lugares de Navarra saltarán a las pantallas con el estreno de la adaptación al cine de la última de las novelas de la trilogía del Baztán, “Ofrenda a la tormenta“, esperado final de la saga del Baztán, dirigida por Fernando González Molina,  que inaugurará el 23 Festival de Málaga el próximo 13 de marzo, antes de llegar a los cines de toda España el 27 de marzo.

Ésta última secuela se grabó a la vez que la segunda “El legado de los huesos” por diferentes localizaciones de Navarra, Cataluña, Huesca y Madrid durante el año 2019.

No sabemos si será la última película que se grabará sobre la inspectora Salazar y el Valle del Baztán, porque la ganadora del premio Planeta del 2016, Dolores Redondo nos sorprendió en octubre del pasado año, sacando una nueva novela sobre la inspectora de Elizondo, una precuela de la Trilogía de Baztán, “La cara norte del corazón”, donde el Valle del Baztán compartirá protagonismo con la ciudad de Nueva Orleans.

El hecho de que gran parte de la trama se desarrolle en Estados Unidos puede hacer que una posible adaptación al cine se vaya de presupuesto, aunque ya han demostrado su ambición al hacerlo con “Legado en los huesos” y “Ofrenda a la tormenta”, en las cuales se utilizaron para su grabación más de 120 decorados diferentes y 95 localizaciones convirtiéndose en unos de los rodajes más exigentes que se han hecho en el cine español.

SI VAS A VISITAR NAVARRA QUE NO SE TE OLVIDE TOMAR UN PACHARÁN.

Al viajar a Navarra, en cualquier bar de Pamplona, Elizondo, Olite, Ochagavía etc, da igual pueblos del norte o del sur, a la hora de la sobremesa, podrás observar un ritual que se mantiene generación tras generación. Alrededor de una mesa, de cuatro en cuatro, los navarros se juegan al mus el honor y el pago de los pacharanes que se consuman durante la partida de cartas.

El pacharán es una bebida obtenida de la maceración de los frutos de un arbusto silvestre, el endrino o Prunus Spinosa en anís. El nombre de pacharán podría venir de su traducción del euskera de pattaran, donde pattar significa aguardiente y aran es ciruela o de basarán que se traduciría como ciruela del bosque.

En Navarra los frutos del endrino se conocen por varios nombres:

“Endrinas”, por ser el fruto del endrino. “Pacharanes”, por ser el fruto con el que se hace el pacharán. “Basaranes”, del euskera como ciruelas del bosque. “Arañones”, que se dice que viene de los arañazos que te hacías al recoger los frutos con los pinchos del endrino.

Para muchos el origen del pacharán estaría en Navarra y en un principio se utilizaría para los dolores de estómago. Quien sabe si lo utilizarían las curanderas como remedio curativo y a alguna se le fue la mano con el alcohol, acabaron bailando desnudos y la curandera pasó a la categoría de bruja. Bromas aparte, sí que está datado que la reina Doña Blanca de Navarra lo usó en 1441 para aliviar sus dolores de estómago aunque también hay constancia de la utilización de diferentes licores hechos con endrinas por el norte de la península y Francia.

Lo cierto es que en los años 50 el consumo de pacharán estaba ya muy extendido por Navarra donde en cada casa hacían el suyo propio, hasta que en 1956, la familia Velasco, originaria de Viana (Navarra), curiosamente tierra de excelentes vinos, comienza a industrializar la producción de pacharán sacando la marca Zoco ( nombre inspirado en el mítico jugador navarro de fútbol Zoco, quien jugó en el Osasuna, Real Madrid y selección española ).

Gracias a la expansión de esta marca y a los jóvenes navarros que iban a hacer el servicio militar con una botella de pacharán en el macuto, su consumo fue extendiéndose por toda la geografía española.

Ante la falta de abastecimiento de endrinas por la creciente demanda, la familia Velasco recurrió al injerto para intentar conseguir un tipo de endrino domesticado que podrían cultivar.

Tras diez años de pruebas, ya tenían cultivos de endrinas en Navarra y en 1995 se instalan en la finca del Palacio de la Condesa de la Vega del Pozo en Dicastillo, donde continúan elaborando el pacharán Zoco. Hoy en día, es solo una de las muchas marcas que se elaboran en Navarra. Pruébalas y escoge la que más te guste.

navarra-excursiones-guiadas-pacharan-palacio-zoco

Destilería del pacharán Zoco en la finca de la Condesa de la Vega del Pozo en Dicastillo

Navarra excursiones aconseja su consumo con moderación y siempre después de una buena comida 🙂

 

LAS CUEVAS DE ZUGARRAMURDI Y ARGENTINA SE UNEN EN EL ZIKIRO.

La excursión al Valle del Baztán y las cuevas de Zugarramurdi es la que les faltó por hacer a una simpática pareja de argentinos que visitaron Navarra. La excursión por las Bardenas Reales, Olite, Ujué y Artajona más la excursión al Nacedero del Urederra y junto con la visita a Pamplona, fue todo lo que les dio tiempo a visitar de Navarra en su apretada agenda recorriendo España.

DSC00402[1]

Cuevas de Zugarramurdi

Visitar el norte de Navarra es lo que os va a faltar, les comenté varias veces, algo necesario para ver los grandes contrastes que tiene esta tierra. Esta vez ya no podrá ser pero una vez que les toque la lotería, volverán y podrán visitar esa parte de Navarra donde tal vez esté el origen del apellido vasco de él y asistir a una fiesta de sabor argentino en el interior de las cuevas de Zugarramurdi.

El Zikiro de Zugarramurdi es una gran comilona de cordero asado que se celebra en agosto en las cuevas. Nació en Zugarramurdi en 1911 cuando un emigrante que volvió de Argentina invitó a sus vecinos a un asado al estilo argentino.

Hoy en día es una fiesta al que acuden unas 1000 personas entre comensales, cocineros y músicos. Alrededor de 260 cuartos de 65 corderos se insertan en varas de avellanos para ser asados lentamente sobre las brasas de un fuego de leña de roble. Todo ello acompañado de una buena “piperrada” (fritada de tomate, pimiento y otras verduras), los excelentes quesos de la zona, y el mejor vino de Navarra puesto a enfriar en las aguas del río que atraviesa la cueva conocido como la regata del infierno. Otras pócimas heredadas de las brujas y brujos que hicieron sus fiestas en este mismo lugar tal vez también sean usadas, eso queda para secreto de los privilegiados que asisten al zikiro de las cuevas de Zugarramurdi.

LOS BUNKERS QUE FRANCO ORDENÓ CONSTRUIR EN NAVARRA PARA EVITAR LA INVASIÓN DE PALOMAS.

Por las montañas fronterizas de Navarra, en Baztán, Irati, Roncesvalles o Quinto Real, entran cada año millones de palomas hacia la península ibérica. Una invasión que amenazaba todos los monumentos, estatuas y tejados que habían sobrevivido a los bombardeos de la guerra civil.

Pero esta vez el bombardeo era químico, millones de defecaciones de aves columbiformes, conocidas popularmente como “cagadas de paloma” caían desde el cielo causando la alarma social. El gobierno intentando tranquilizar a la población anunciaba mensajes que decían que la paloma era un símbolo de paz y que si te cagaba una paloma en la cabeza, era señal de buena suerte. Esto hizo que de repente la gente en vez de combatirlas comenzaría a alimentarlas con migas de pan y gusanitos. Las palomas se adueñaron de las plazas desplazando a los autóctonos gorriones que tuvieron que emigrar en busca de nuevas oportunidades.

Franco entonces se dio cuenta de lo que estaba pasando, estas aves que venían del norte de Europa, estaban siendo enviadas por los comunistas  como una nueva arma de destrucción masiva. Había que hacer algo inmediatamente para detener esta invasión que amenazaba España.

La primera idea de Franco fue la de construir un gran muro, pero los arquitectos vieron que no había en el país suficientes ladrillos para semejante empresa, así que el Generalísimo tomó la drástica decisión de construir miles de bunkers en las zonas por donde el enemigo pasaba la frontera sin documentación alguna y burlando las aduanas.

DSC00162

Bunker en el Pirineo de Navarra

La zona de Navarra era la más fácil para atravesar los Pirineos al tener las montañas de menor altitud, así que fue allí donde se construyeron gran parte de ellos. Pero el pánico estaba instalado de tal manera en el gobierno que para evitar que las diabólicas palomas pudiesen intentar atravesar la frontera por otros puntos de la cordillera, decidieron no escatimar en gastos y llenar todos los Pirineos de bunkers desde el Cantábrico hasta el Mediterraneo.

La idea no fue buena del todo, los bunkers, agujeros escavados en la tierra, estaban muy bien camuflados y pasaban desapercibidos para las palomas que no los podían ver, pero los huecos que construyeron para disparar las ametralladoras no fueron bien diseñados para disparar hacia las alturas.

Tiempo después se tuvo la idea de colocar andamios de gran altura camuflados entre los árboles desde donde podían disparar con más facilidad al enemigo aéreo. A día de hoy hay muchas personas solidarias escopeta en mano que cada otoño montan guardia en estos andamios llamados palomeras intentando evitar que nos sigan invadiendo.

Las palomas aseguran que solo están de paso en su camino a África para pasar el invierno pero todos sabemos que muchas de ellas se quedan en el país sin papeles y defecando sobre nuestro patrimonio.

Hay historiadores “serios” que dicen que Franco mandó construir los bunkers por temor a que una vez acabada la Segunda Guerra Mundial, los aliados vendrían a por él. Pero a mí no me engañan…..cuantos aliados intentaron entrar en España? cero, cuantas palomas entraron? millones. A día de hoy seguimos pagando el error de no haber actuado antes.

A ELIZONDO Y AL VALLE DEL BAZTAN VUELVE EL CINE DE LA MANO DE LA “TRILOGÍA DEL BAZTAN”

Por el Valle del Baztan, Elizondo, Irurita, Señorío de Bertiz e incluso por Pamplona, entre otros lugares de Navarra, se han podido ver estos días cámaras, actores y figurantes participando en el rodaje de la segunda y tercera parte de la famosa trilogía literaria del Baztan escrita por Dolores Redondo.

Valle del Baztan-20

La bonita foto que me regaló Silvia Chaparro de cuando visitó Elizondo y el Valle del Baztán con navarra excursiones.

Se trata de todo un reto para el director nacido en Pamplona Fernando González Molina, ya que por primera vez en España se van a rodar dos películas simultáneas, aunque los estrenos serán en diferentes fechas, en diciembre del 2019 para “Legado en los huesos” y en abril del 2020 para “Ofrenda a la Tormenta”, la última parte de la trilogia del Baztan.

Así pues, estos días te puedes encontrar a la inspectora Salazar, interpretada de nuevo por Marta Etura, buscando pistas por las calles de Elizondo, o en un riachuelo del Baztan o en un restaurante de Pamplona comiendo.

El director de la película, conocido por sus filmes “Tres metros sobre el cielo” o “Palmeras en la nieve”, ha comentado que esta vez se nos va a mostrar un Valle del Baztan más luminoso a diferencia del panorama oscuro y siempre lloviendo que se nos mostró en “El guardián invisible”. Pero tampoco se va a olvidar de la lluvia porque en una de las escenas se va a representar las inundaciones que ocurrieron realmente en el año 2014 cuando el río Baztan se desbordó por las calles de Elizondo. La propia Dolores Redondo al más puro estilo Alfred Hitchcock saldrá haciendo un cameo y la podremos con guantes y botas catiuscas limpiando el barro de las calles de Elizondo.

VISITAR EL VALLE DEL BAZTAN EN OTOÑO, NAVARRA EN COLORES.

La excursión a la Selva de Irati es la más demandada en Navarra en otoño, sin embargo al hacer una excursión por el Valle del Baztán o Zugarramurdi también se puede disfrutar del color ocre de los hayedos, y es que en Navarra no solo hay hayas en Irati, sino que un tercio de todas las hayas de la península están en el pequeño territorio de Navarra. Pero además en el Valle del Baztán, a las hayas se les juntan los castaños, robles, avellanos,arces, fresnos etc…. para darle una completa gama de colores. Estos bosques de colores en las faldas de las montañas del Baztán, abren paso a los siempre verdes prados, los cuales están salpicados de manchas blancas (ovejas, vacas) o manchas marrones (caballos, ponis).

IMG-20181118-WA0004

Foto que me envió Marisa de Madrid, a la que Navarra excursiones tuvo el placer de mostrarle a ella y a sus amigas el Valle del Baztán y Zugarramurdi.

A este idílico paisaje, los habitantes del Baztán lo adornaron aún más con la construcción de unos magníficos caseríos que se reparten por todo el valle y que parecen colocados por la mano de un pintor para completar su cuadro.

Los suelos de los bosques de Navarra también están adornados con los colores de las abundantes setas y hongos que atraen a las gentes del Baztán, del resto de Navarra y de las provincias limítrofes. Recolectadas desde tiempos remotos para su uso gastronómico, también fueron usadas por gente sabia para usos medicinales y tal vez para montar alguna fiesta en las cuevas de Zugarramurdi.

Tiempo para recoger los helechos que servirán de colchón para el ganado y también para llenar los graneros de avellanas, nueces o castañas, las cuales fueron una base muy importante de la alimentación en el norte de Navarra, donde el clima no permitía cultivar trigo. Fue a partir de la llegada del maíz desde América, cuando la castaña pasó a un segundo plano y muchos de los castaños desaparecieron.

Y ya en nuestros días, tiempo para la grabación de las películas basadas en los libros de la Trilogía del Baztán de Dolores Redondo, leídos por mas de dos millones de personas y  que estos días se está grabando en localidades del Valle del Baztán y en Pamplona. La adaptación cinematográfica del “Legado en los huesos”, la segunda entrega de Trilogía del Baztán, se estrenará el 5 de diciembre de 2019, mientras que “Ofrenda a la tormenta” se estrenará el 3 de abril del 2020.

No esperes tanto tiempo para visitar el Valle del Baztán…..

 

EL PEREGRINO DE NAVARRA QUE HACE EL CAMINO DE SANTIAGO CORRIENDO Y REGRESA EN BICI SIN PARAR.

Desde San Juan de Pie de Port, en la Navarra del norte de los Pirineos,ya en Francia, Ricardo Abad, vecino de la ciudad Navarra de Tafalla, inició el 5 de septiembre un viaje corriendo hasta Santiago de Compostela, para después volver en bicicleta del tirón, sin parar. Ya en el primer día superó los 100 kms atravesando mas de media Navarra, pasando por Roncesvalles, Pamplona, Puente la Reina y Estella.

41129126_1452520171548099_6813023462488014848_n

Ricardo Abad con la asociación Adano a su paso por Pamplona.

Esta gesta, llamada “El camino de Adano”, va además acompañada de un gesto solidario como todos los retos que hace “Riki”. En esta ocasión recaudando fondos para Adano  (Asociación de ayuda a niños con cáncer de Navarra), para conseguir comprar un aparato de rehabilitación  para que los niños y niñas que están en tratamiento y/o padecen diferentes secuelas, puedan complementar sus terapias de movimiento.

Para los que vivimos en Tafalla y para gran parte de la gente de Navarra que le conoce, los locos retos de Ricardo ya no nos sorprenden porque nos tiene acostumbrados a hacer siempre el más difícil todavía.

Solo el que ha corrido una maratón, sabe lo duro que es acabarlo y como te deja el cuerpo para una buena temporada, de hecho, los especialistas recomiendan no correr más de dos o tres al año….Pues bien, este extraterrestre de Tafalla ha corrido 607 maratones en 607 días consecutivos. Y después de acabar, no piensen que se va a descansar, no, ahora añadan a cada maratón, ir a trabajar sus 8 horas diarias a una fundición.

Cuántos son los superhombres que han conseguido hacer una Iron Man? una prueba que consiste en correr 42 kms, nadar casi 4 kms y recorrer en bici 180 kms, pues este hombre ha hecho todo eso 100 veces en un año.

El currículum de retos solidarios de Ricardo es muy extenso y si en vez de haber nacido en una pequeña ciudad de Navarra, habría nacido en Nueva York, probablemente ya se habría hecho alguna película sobre él y lo estarían estudiando científicos de la NASA para ver los límites del cuerpo humano.

Al momento de escribir esto, las últimas noticias que tengo de él, es que estaba atravesando la ancha Castilla y pasando sus malos momentos que gracias a su fortaleza mental ( tan importante o más que la física ) parecía haber superado.

Para los que quieran colaborar con Adano, pueden hacerlo en http://www.adano.es

Para colaborar con la fundación de Ricardo o saber más sobre él

http://www.ricardoabad.com/http:/

/www.fundacionricardoabad.org/

@RikiAbad

MEDIO QUESO DEL VALLE DEL BAZTÁN POR 8750 EUROS.

Cuando hacemos la excursión por el Valle del Baztán y Zugarramurdi, al viajar por Elizondo, Amaiur, Arizkun o Arraioz , suele llamar la atención de los que vienen a visitar esta parte de Navarra, la cantidad de ganado disperso por los valles, el verdor de sus campos y la tranquilidad de sus pueblos.

Si la calidad de la leche depende del bienestar de los animales, la leche del valle del Baztán tiene que ser excelente por la tranquilidad en que viven los animales, los cuales estan en semi libertad y por la calidad y abundancia de los pastos de los que disponen.

IMG_0767[1]

De aquí tiene que salir buena leche y buen queso.

La buena leche procedente de la oveja de tipo lacha, unido al buen hacer de los pastores del Baztán y del norte de Navarra, nos da como resultado un excelente queso de denominación de origen Idiazabal, y desde Lecaroz, pueblo de Navarra situado en el valle del Baztán, nos sale el  campeón del certamen de quesos de Ordizia de este año, por el cual se ha pagado 8750 euros por el medio queso ganador.

SI VAS A VIAJAR A NAVARRA, IGUAL VES UN EGUZKILORE. SABES QUE ES?

En nuestras excursiones guiadas y tours por Navarra, sobre todo al viajar por el Valle del Baztán y Zugarramurdi, pero también al visitar Olite, Ujué, Artajona y otros muchos lugares de Navarra, nos solemos encontrar con puertas de casas en las que luce una curiosa y bonita flor que llama la atención de quienes van descubriendo Navarra en nuestras excursiones.

IMG_0713[1]

Esta flor llamada Eguzkilore ( Flor del sol ) luce de una manera muy bella en las puertas de las centenarias casas o caseríos de Navarra y del País Vasco, pero su función no fue la de decorar las entradas de las casas, el eguzkilore fue un regalo de Amalur ( La madre tierra ) para que los hombres y mujeres pudiesen evitar que brujos, brujas, Lamias o cualquier mal espíritu de los que salen por la noche pudiesen entrar en sus hogares. La visión de esta flor por las criaturas de la noche les llevará a creer que el sol está saliendo y les hará huir.

Debe ser que hay tal abundancia de malos espíritus que merodean por Navarra, que ha hecho que haya una gran demanda de eguzkilores para protegerse, lo cual nos ha llevado a que, al que hay que realmente que proteger en la actualidad es al propio Eguzkilore ( Carlina Acaulis, que es el nombre de esta flor seca de cardo silvestre ) el cual se encuentra en peligro de extinción.